Como bien todos aqui sabemos, la fama de la cosmética natural ha estado creciendo en los últimos años, por eso mismo la cosmética vegetal, vegana, orgánica y libre de crueldad ha ganado muchos adeptos. Estas características que tienen solo algunas marcas de cosmética natural, hacen realmente un punto diferencial frente a la cosmética tradicional y la forma como esta es fabricada y posteriormente utilizada.

Todo el tiempo veo como las mujeres introducen productos ecológicos en su rutina de belleza. Cuando un producto es ecológico, lo es no solamente por los ingredientes que utiliza en sus preparaciones, sino también por las fuentes donde crecen estos ingredientes, por sus técnicas de producción y por las políticas que tienen alrededor de la re utilización de envases o la utilización de materiales que no contaminen el planeta.

Hoy quiero hablar específicamente del tema “orgánico”. Los ingredientes vegetales que consumimos en nuestra dieta son en su mayoría no orgánicos a menos que busquemos unos que si lo son. Eso mismo sucede con la utilización de materia prima vegetal a la hora de preparar cosméticos. si bien existen varias marcas en el mercado que ofrecen ingredientes naturales y/o vegetales para que un producto sea orgánico debe tener mínimo  el 95% de sus ingredientes  sistemas certificados. Con esto me refiero a que si casi la totalidad de ingredientes de un producto es proveniente de una huerta certificada el cosmético puede venderse como orgánico.

Dentro de los ingredientes orgánicos que puede tener un producto encontramos grasas vegetales, ceras, extractos vegetales y aceites esenciales procesados orgánicamente, sin la utilización de aditivos químicos en su preparación. Explico todo esto porque siempre es importante saber que tipo de producto estamos consumiendo, la piel se alimenta de todos estos productos que vienen en envases divinos y nos encantan y finalmente esto va a estar después dentro de nuestro cuerpo, más vale que sea algo sano y cultivado de la mejor manera posible, sin pesticidas, fertilizantes etc.

y quiero enfatizar en que muchas veces la palabra orgánico se utiliza como sinónimo de natural, no todo lo que parece bio lo es. No debe tener conservantes, colorantes o perfumes sintéticos; no aceites minerales derivados del petróleo y, por supuesto, no debe ser testado en animales.

 

 

Deja un comentario