¿Qué es la cosmética natural? ¿A qué nos referimos cuando hablamos de cosmética biológicaecológica y natural? Vamos a explicar en qué consisten sus diferencias y cómo poder reconocerlas y certificarlas.

Cuestión de conceptos

En primer lugar es necesario clarificar los términos ecológico, orgánico y natural para así evitar posibles confusiones. Lo que en castellano definimos como cosmética natural, en inglés se conoce también como natural, en alemán como naturkosmetik y en francés écologique. Por otra parte, cuando el 95% de los ingredientes proceden de la agricultura ecológica, en castellano nos referimos a cosmética ecológica –y más raramente también a orgánica-, en los países de habla francesa la definirían como cosmétique biologique o cosmétique écologique, en alemán como biokosmetik y en cambio en inglés como organic. Aclarados estos conceptos procedamos a los requisitos y tipos de sellos que identifican los productos de cosmética natural.

Principios y certificados

Para ayudar al consumidor y que éste tenga la certeza absoluta de que se trata de un producto 100% natural existen unos certificados y sellos de calidad. Para recibir estos reconocimientos estos productos habrán de cumplir determinados requisitos relacionados con sus envoltorios y envases, su fabricación y sus materias primas. Huyendo siempre de la creación de cosméticos con sustancias derivadas del petróleo y/o con productos sintéticos salidos de laboratorios donde el ingrediente natural en su composición es una excepción.

Es por ello que los fabricantes de cosmética natural y ecológica han promovido la creación de avales que garanticen al consumidor la calidad y la utilización rigurosa de ingredientes naturales en la formulación de sus productos.

Los principios para las certificaciones:

Los siguientes principios han de ser cumplidos para poder recibir cualquiera de las certificaciones como cosmética natural:

• Quedan prohibidos el uso de derivados del petróleo (parafinas, siliconas, aromas) en la creación de los productos. Aunque los efectos a largo plazo de muchos de los añadidos químicos aún se desconocen, se sabe que muchos de sus ingredientes químicos son agentes cancerígenos y sus efectos pueden provocarte reacciones alérgicas que causan erupciones, irritaciones en la piel o problemas más graves como lesiones en ella. ¿Por qué arriesgarte si existen productos que cuidan tu piel?

• No está permitido el uso de ingredientes obtenidos mediante síntesis química pura.

• Igualmente vetados están los componentes de origen transgénico y por supuesto los obtenidos de experimentación con animales.

• Las sustancias animales sólo serán permitidas si procedende animales vivos.

• Las materias primas vegetales están permitidas siempre que sean auténticas, no han deproceder de especies protegidas o amenazadas, y siempre y cuando se evite  causar daños ecológicos tanto en su extracción como transporte.

• Las materias primas están permitidas, siempre y cuando se usen por sus propiedades intrínsecas, y no se destruya el medio ambiente.

• Los tensioactivos y los emulsionantes solo podrán ser empleados en pequeñas cantidades y para homogeneizar las mezclas. Permiten que el agua y las grasas se mezclen para formar una emulsión. En los productos limpiadores cumplen un papel como agentes de limpieza: disuelven la grasa de la superficie de la piel. Éstos son los productos que provocan la formación de espuma.

• Los conservantes naturales y réplicas obtenidas de laboratorio serán permitidos siempre y cuando sean idénticos a las naturales.

• No se pueden usar sustancias susceptibles de provocar reacciones alérgicas e irritantes, que causen alteraciones hormonales, o sobre las cuales pese la más mínima sospecha de ser cancerígenas.

• Los procedimientos de fabricación usados deben ser simples y no contaminantes.

• Los materiales utilizados en los envases deben proceder de fuentes renovables y se han de poder reciclar tras haber sido utilizados.

Deja un comentario