Rituales para alquimistas… Buscamos ofrecer un medio para que en este tiempo de incertidumbre puedas conectarte con tu ser y abrazar la tierra. Este set de medicina herbal es un conjunto de elementos, herramientas y material orgánico para que puedas hacer tus propias creaciones para el bienestar de la piel y el equilibrio corporal y espiritual.

Revisa y prepara el contenido de tu caja. El set consta de 1 aceite base de pepita de uva y albaricoque, 1 extracto puro de caléndula, 1 absoluto de rosa de damasco en aceite de jojoba,1 aceite esencial de pino, 3 saquitos con hierbas recogidas en el bosque y en el jardín ( preparado de calma, preparado de alegria, sachet de spa), 1 frasco Ámbar con gotero de 100 ml para jarabe, 1 frasco Ámbar con spray de 100 ml para tónico, 3 frascos de 30 ml con gotero para conservar tinturas o macerados, etiquetas con espacios para nombrar tus creaciones y marcar las fechas de preparación y/o vencimiento, 1 cuenco negro de arcilla, 1 mortero de piedra de mar( color rojo), 1 cucharita medidora de piedra de río (color crema), 1 espátula para mascarillas y cataplasmas de madera, 1 mortero de madera, 1 embudo, sahumerio de Salvia y Artemisa y manual con fórmula básica.

Los saquitos de hierbas secas fueron diseñados para usar de forma intuitiva en preparaciones de extracción básica como infusiones y tisanas, aceites faciales y corporales, tónicos y aguas florales, jarabes y medicinas.

El saco de hierbas de calma trae un conjunto de hierbas aromáticas como manzanilla, lavanda, canela, jengibre, salvia, palo santo, toronjil, frailejón, pasiflora, diente de león y comfrey. El preparado de alegría es un conjunto de varias clases de eucalipto, verbena, limoncillo, nuez moscada, anís estrellado, frambueso, semillas de moringa, flor de sauco, vira vira y cacao. En el sachet de spa puedes encontrar caléndula, romero, rosas, salvia, lavanda, manzanilla, loto, azahar, moringa, ortiga y árnica.

Como las más básicas de todas las extracciones herbarias están las que tienen como base agua, son principalmente las infusiones y las decocciones. Como medida principal debes saber que en tanto las infusiones como en las decocciones debes utilizar las flores y las hojas de las plantas aromáticas para mantener un sabor agradable. En el caso de la canela y el limoncillo puedes utilizar la corteza y el tallo respectivamente, ya que en este caso son estos los que tienen las propiedades. Las tisanas se preparan dejando caer agua hirviendo sobre la planta y dandole unos minutos para posteriormente colar y consumir. También pueden prepararse infusiones solares, en las que pondremos en un recipiente de vidrio las plantas y el agua para dejarla reposar al sol entre 1 y tres horas, según vamos viendo que tenga las propiedades de color sabor que estamos buscando. En las decocciones por el contrario las plantas deben hervir en agua mientras se reduce el fuego. Esto se hace para conseguir más minerales y principios amargos. para las decocciones usaremos principalmente las raíces, cortezas y semillas de las plantas.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.